PROCESO

Santo Gusano es un mezcal con tonos cítricos que lo hace diferente y sumamente cordial. Nuestro proceso 100% artesanal y diversidad de terruños, conjugados con los diferentes magueyes, hacen del mezcal de Oaxaca una gran experiencia a los sentidos.

Nació en el suelo
pero va pal cielo

Cuidado y cultivo

Nuestro maestro mezcalero recorre diariamente los campos del agave cuidando todos los aspectos de la producción, para asegurar la calidad y exquisito sabor de nuestro mezcal. ​

Selección de agaves

El Mezcal Santo Gusano es elaborado con agaves que son seleccionados uno a uno para conservar el sabor que nos caracteriza. Cada planta maravillosa debe tener un tiempo de maduración entre 7 y 9 años.

Auténtica artesanía
de agave

Un santo regalo que viene de la tierra

Jima

Una vez que el agave llega a su madurez sus pencas son cortadas por hombres que saben que el trabajo es arduo en el campo, pero que la recompensa será un producto lleno del sabor de la tierra; la bendita Agavería que lleva el sello de nuestra marca.

Cocimiento

Los corazones de agave se cuecen en un horno tradicional en la tierra, en esta etapa el azúcar se carameliza y le da un perfil ligeramente ahumado.

Receta del cielo con ingredientes de la tierra

Del corazón del agave con un sabor suave

Molienda

Los corazones (piñas) de agave se muelen en una tahona tradicional, lentamente para extraer todo su azúcar.

Fermentación

La fermentación se realiza en tinas de madera de Sabino con levaduras naturales propias del lugar, sin la intervención de químicos en el proceso.

Entre más natural, todo más celestial

En cada
gota una bendición

Destilación

Santo Gusano utiliza un proceso de doble destilación en alambique de cobre tradicional; en esta fase obtenemos el sabor característico cuidadosamente elaborado por nuestro maestro mezcalero.